La pareja perfecta

Jane Bader

A veces cuando sales a tomar copas, también te apetece algo dulce para complementar un mojito delicioso o un gin tonic. ¡No te preocupes porque hay una solución! La pareja perfecta consiste en una copa de tu elección y un postre de varios tipos.

Encontré por primera vez esta genial invención en un sitio que se llama Lolina Vintage Cafe pero hay muchos otros lugares que ofrecen una combinación parecida. A continuación algunas de mis recomendaciones:

Lolina Vintage Café

Esta café tiene un ambiente estupendo y de día es un buen lugar para leer un libro o trabajar mientras tomas un café con leche. Situado en el barrio de Malasaña, este café está decorado en un estilo “vintage” con cómodos sofás de cuero, vibrante papel pintado y muebles de los años 60 y 70. También encontrarás detalles únicos como una televisión auténtica de 1962 o una radio de finales de los años 50. Por la noche, Lolina se convierte en un lugar muy animado y divertido. En su carta, se puede elegir entre cualquiera de las tres “parejas perfectas” que consiste en una copa (mojito, gin tonic o cosmopolitan) y un postre (tarta de zanahoria, tarta de manzana y caramelo o brownie) por 10 euros. De estas opciones te recomiendo el cosmopolitan y la tarta de manzana y caramelo, que se presenta con una bola de helado.

Dirección: Calle del Espíritu Santo 9

Carmencita Bar

Este sitio es muy conocido por su brunch y siempre está lleno de gente por la mañana. Pero si encuentras que no puedes entrar porque no has hecho una reserva, todavía puedes regresar más tarde para tomar una copa y uno de sus deliciosos postres. Su postre diario cambia constantemente pero estás de suerte si vienes en un día que tengan la tarta de zanahoria. También te recomiendo uno de los creativos gin tonics como la mombasa gin (con cilantro fresco, rodajas de naranja y agua de tónica Britvic) o la Hendrick’s gin (con pétalos de rosas secos, pepino y agua de tónica Fever Tree).

Dirección: Calle de San Vicente Ferrer 51

Vacaciones Cocktail Bar

Aunque llegáramos a este bar de cócteles en una noche fría, el ambiente sería cálido y acogedor como una brisa de verano. Los cócteles, hechos frescos con sabores que evocan la relajación en una playa, son muy variados, desde mojitos cubanos hasta un cóctel de frutas naturales. De estos cócteles refrescantes, os recomiendo el Atrevido que es un batido con fresa, frambuesa, mora y un poco de ginebra. Para el postre, también hay muchas opciones para elegir y realmente no te puedes equivocar con lo que elijas. Sin embargo, te recomiendo la tarta de zanahoria y la tarta de oreo. Si te apetece algo más de un postre, te recomiendo los nachos, hechos con una gran variedad de ingredientes (pero me gusta aferrarme a lo clásico cuando se trata de los nachos mexicanos).

Dirección: Calle del Espíritu Santo 15

¡Buena suerte en vuestra propia búsqueda de la pareja perfecta!

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.