La mejor manera de ver los partidos de fútbol

Matthew Fields

Durante una visita a Madrid, muchos hinchas de los deportes sueñan con ver un partido en los estadios Santiago Bernabéu o Vicente Calderón, donde el Real Madrid y el Atlético Madrid juegan. Sin embargo, en muchas ocasiones, las entradas están ya vendidas o son demasiado caras. La alternativa es estar viendo un partido en un bar con otros aficionados del fútbol, donde se puede disfrutar del juego en algunas pantallas grandes con otros aficionados fieles, que están gritando por su equipo. A sólo dos minutos andando de la Puerta del Sol, hay tres bares deportivos irlandeses, llamados Dubliners, O’Connell St., y O’Neills, pero mi favorito es O’Neills. O’Neills ofrece a los espectadores lo mismo que los otros, un ambiente ruidoso, pero con mucho más espacio para ver los partidos. Los aficionados de los deportes de todo el mundo llenan el espacio durante toda la semana. Los dos pisos del bar están igualmente llenos de cómodos sillones y pequeños rincones provistos de unas grandes pantallas, convirtiéndose así en sitios idóneos para beber cerveza. Sin embargo, durante el día de El Clásico, un partido de fútbol histórico que involucra al Real Madrid y al Barcelona, o cualquier partido de la Liga de Campeones (Champions League) que implica Real Madrid o Atlético Madrid, los aficionados del fútbol llenan el bar. Además, las calles estallan con entusiasmo cada vez que Real o Atlético marcan un gol, y los aficionados gritan como si acabaran de ganar la lotería. Desde mi experiencia de ver El Clásico, lo que recuerdo más vívidamente es la gente abrazada a mí después de que Cristiano Ronaldo marcara el gol de la victoria para el Real Madrid. A pesar de que yo no había formado parte de la cultura del fútbol de Madrid por mucho tiempo, me sentí como si estuviese socialmente integrado en la cultura simplemente por apoyar y mostrar mi entusiasmo por el Real Madrid. Además, vi a un aficionado del Real Madrid burlándose de un extraño con la camiseta del rival del Barcelona. Esto me reveló la importancia del partido para los naturales. Directamente después de que el partido terminase y que el Real Madrid ganase, sus aficionados estaban eufóricos y llenos de entusiasmo, desbordando las calles. Fue una de las experiencias más memorables que he tenido en Madrid hasta el momento, gracias a mis nuevas amistades, y esto sólo ha aumentado mi pasión por el fútbol.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.