Los mejores lugares para tomar un café buenísimo en Madrid

Arianna Tidwell

Soy una adicta del café. Siempre que voy a una nueva ciudad, hago muchas búsquedas en Google sobre dónde puedo tomar el mejor café. Por supuesto hice esto antes de venir a Madrid. Hay muchísimos lugares perfectos para tomar un café aquí. Estos son mis favoritos pero estoy segura de que podrás encontrar muchos más.

Toma Café (Calle de la Palma, 49)

AT 1

AT 2

Toma Café era el primer lugar que encontré en Madrid. Es una cafetería pequeña en Malasaña. Me encantó todo de la cafetería y ahora es mi lugar favorito para tomar cualquier tipo de café. Todas sus bebidas son muy deliciosas pero mis favoritas son su café con leche y su ‘latte’ con hielo. También tienen una pequeña selección diaria de diferentes pasteles buenísimos. Sus cookies de chocolate, bizcochos y macarrones son muy sabrosos. El ambiente dentro del café es cómodo y agradable. Sus baristas son muy amables. Estoy en Toma dos o tres veces cada semana porque su café es de una calidad insuperable y sus precios son también muy baratos. Pide una tarjeta de sellos. Después de 10 cafés, recibes un café gratis. Tienen wifi gratis.

Monkee Koffee (Calle Vallehermoso, 112)

AT 3

Monkee Koffee está en el barrio de Chamberí, menos conocido para muchos pero muy interesante. La cafetería es de tamaño medio y generalmente puedes encontrar una mesa fácilmente. Tienen un menú variado. Hay una parte de café, una parte de comida y una parte de batidos. Sus cafés son muy deliciosos y mi favorito es su cappuccino. También tienen sándwiches y ensaladas muy baratos y con ingredientes artesanales. Mi  recomendación es su sándwich de atún y aceitunas. Si quieres trabajar es un lugar perfecto con un ambiente tranquilo. La única cosa es que su wifi tiene un límite que a veces es un poquito molesto. También tienen tarjetas de sellos.

La Infinito (Calle Tres Peces, 22)

AT 4

La Infinito es una cafetería muy agradable en el barrio de Lavapiés. Sus cafés no son mis favoritos pero son buenos. Tienen zumos y batidos que son muy sabrosos y también una gran variedad de comida. Es una cafetería pero también es un espacio cultural donde hay eventos especiales. Está llena de libros que puedes leer, compartir o comprar. Los camareros son muy simpáticos y siempre es un lugar donde me siento feliz. Su wifi es gratis y es un buen lugar para trabajar durante la semana. Los fines de semana puedes trabajar pero solamente en la barra.

Otras cafeterías pequeñitas, sin mucho espacio para sentarse pero con café rico:

Bianchi Kiosko Caffé (Calle de San Joaquín, 9)

Lots Coffee House (Calle del General Oraá, 40)

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.