Prueba los dulces de las monjas

Por Jenna Shelby-Glick

Si estás buscando una actividad divertida y corta que involucra comer bien, has venido al lugar perfecto. La primera vez que oí sobre la venta de dulces por las monjas fue en un tour de nuestro programa por la ciudad durante un día de la orientación en Madrid. Mientras caminábamos, paseamos por la Calle del Codo en la que está el Monasterio de Corpus Christi. Nuestra guía nos explicó que las monjas de clausura que viven allí también cocinan y venden dulces. Desafortunadamente, no estuvimos allí durante su horario, así que salimos y continuamos caminando.

Me había olvidado de esta experiencia hasta que mi madre vino a visitarme en Madrid. Buscábamos una actividad divertida para hacer cerca de la Plaza Mayor, donde comimos al mediodía, cuando recordé esta venta de dulces. Inmediatamente empecé a investigar sobre el monasterio y esta supuesta venta. Encontré el nombre de la calle otra vez, además de unas fotos con instrucciones para entrar al monasterio y encontrar las monjas. Te diré mi propia opinión e instrucciones para hacer esta actividad.

En primer lugar, hay que encontrar la Calle del Codo. Recomiendo que entres desde la Plaza del Conde de Miranda, otra calle que se cruza con ella. Cuando llegas a este cruce, gira a la derecha hasta que veas una puerta muy intrincada a la izquierda. Al lado de la puerta, hay una señal que dice “Venta de Dulces” además del horario. A mi madre y a mí, se nos acercó una mujer para ayudarnos a tocar el timbre y comunicar con la gente de dentro. Tuvo que tocar más de una vez antes de que abriera la puerta y pudiésemos entrar.

Después de entrar, sigue el corredor en recta y después gira a la izquierda, siempre siguiendo las señales que dicen “Torno”. Camina por un patio y cuando pasas por otra entrada, a la izquierda estará el portal donde aparecen los dulces. Notarás que la ventana está abierta pero que no se puede ver al otro lado; en lugar de un espacio abierto hay una bandeja giratoria. Dado que las monjas son de clausura, no pueden ser vistas por nadie y usan esta herramienta para repartir los dulces y cobrar el dinero. Al lado de esta ventana hay una lista de precios con todos los tipos diferentes de dulces que se venden.

image7.jpeg

Si esperas unos momentos, oirás la voz de una monja desde el otro lado de la ventana quién te preguntará lo que quieres pedir. Después de pedir los dulces que quieres y el tamaño, la bandeja girará y una caja con tus dulces aparecerá en la ventana. Después de coger la caja, tienes que poner el dinero en la bandeja giratoria y esperar tu cambio. ¡Y ya está! Has comprado tus dulces de las monjas.

Si quieres tener esta experiencia, te recomiendo que vayas durante el horario correcto para que no pierdas a las monjas, y que te asegures de ser muy respetuoso de su espacio cuando entras. Esto es una actividad que revela partes de la ciudad que no son muy conocidas, además de tener una conexión poco común con la gente religiosa de la ciudad. Recomiendo mucho esta aventura divertida y sencilla.

Posted in Comida, Conventos, Lugares para visitar en Madrid

El transporte público en Madrid: una representación de la gente y la cultura

Por Angela Kim

¿Podemos concluir que el transporte público es una representación acertada de la gente? Para empezar, es evidente que el transporte público es una parte importantísima en las ciudades. Es una parte de la vida cotidiana para la gente que vive en las ciudades grandes como Madrid, Nueva York, Washington, DC, Philadelphia, y por muchas más razones. Primero, mucha gente que vive en las ciudades cree que el transporte público es mucho más conveniente y eficaz para viajar.  También, hay gente que toma el transporte público por razones ecológicas. El hecho de que mucha gente use el transporte público diariamente en las ciudades, hace inevitable que observemos muchas cosas diversas cuando lo usamos. Por ejemplo, específicamente, yo observo las personalidades y los comportamientos distintos, oigo los idiomas variados, veo los vestidos diferentes, y muchas más cosas cuando estoy usando el transporte público. En Madrid, me di cuenta de que el transporte público es una representación acertada de la gente. Específicamente, quiero concentrarme en las pautas del transporte público en Madrid y los comportamientos de la gente cuando usa los distintos tipos del transporte público. Creo que hay expectativas y pautas sobre el comportamiento, y la realización de estas pautas son reflexiones de la gente. También, quiero desarrollar la idea de la diversidad de la gente que  usa el transporte público en Madrid.

Primero, cuando uso el transporte público en Madrid, siempre veo que las personas ofrecen sus asientos por las personas mayores o discapacitadas. Cada vez, sin falta, la gente que se usa el transporte público ofrece sus asientos cuando una persona mayor o una persona discapacitada entra el metro, el tren, el autobús, u otros tipos de transporte público. Creo que cuando la gente tiene prisa, tiene un largo viaje, o cuando el tipo del transporte público está lleno, es muy fácil mantener sus asientos y no considerar que otras personas que necesitan sentarse. Sin embargo, siempre la gente madrileña ofrece sus asientos para las personas mayores o discapacitadas. Esta acción da una imagen muy buena de la gente de Madrid. Además, me di cuenta de que la gente madrileña que se usa el transporte público es más respetuosa que la gente de otras ciudades. Por ejemplo, tuve experiencias groseras con la gente cuando usé el transporte público en otras ciudades como Nueva York, Washington DC, Philadelphia, y París. Esta gente no consideraba el espacio personal y muchas veces empujaban a otras personas en el metro, el tren, etc. Esta gente no fue tan considerada con otras personas usando el transporte público. Pero en Madrid, no he experimentado estas cosas afortunadamente. Nunca la gente me ha empujado agresivamente o intencionadamente. También, en general la gente respeta el espacio personal cuando las personas salen o entran el metro, el tren, el autobús, etc. He observado estas acciones como las representaciones buenas de la gente madrileña. Mis experiencias positivas cuando yo uso el transporte público me han dado una imagen positiva de la gente de Madrid.

Además de esto, es muy interesante observar la diversidad. Por ejemplo, veo la gente llevando ropa variada en el metro y en el tren. Por eso, observo las profesiones distintas de la gente que usa el transporte público para viajar al trabajo. Sólo basado en la ropa, he visto a los abogados, obreros de la construcción, profesores, y otras profesiones. También, muchas veces veo a las personas llevando las bolsas de comestibles y las bolsas de compras. Es evidente que la gente depende del transporte público para hacer las cosas cotidianas. Además, es muy interesante ver las formas distintas que la gente usa para pasar el tiempo cuando está usando el transporte público. La diversidad de estas formas es muy interesante para mi. He visto a algunas personas, especialmente por la mañana, que pasan su tiempo leyendo libros o los periódicos. He visto a los estudiantes leyendo libros y lecturas para sus clases, y otras personas leyendo libros para el ocio. Es interesante ver los diferentes géneros que le interesan a la gente. Otras personas juegan a juegos, escuchan música, hablan, leen las noticias, y envían mensajes por sus móviles. Aparte de las formas diversas que la gente usa para pasar tiempo en el transporte público, quiero centrarme en la presencia de los idiomas distintos que hay en el transporte público en Madrid. Siempre oigo idiomas distintos al español, especialmente, cuando viajando a la universidad Carlos III. Se debe al hecho de que la universidad Carlos III es una universidad internacional, oigo idiomas como francés, alemán, inglés, chino, y más. A veces en el tren, los estudiantes internacionales hablan inglés entre ellos. Todavía, inglés es el idioma común. Para concluir, la gran presencia de la diversidad en el transporte público de Madrid es una observación muy interesante para mi y esta diversidad últimamente me da las oportunidades para sumergirme en la cultura de Madrid.

En toda mi vida no había usado el transporte público tanto antes de llegar a Madrid. Por lo tanto, he observado muchas cosas interesantes y continuaré descubriendo más cosas de Madrid y su gente a través del transporte público. Las pautas y los comportamientos de la gente que he observado cuando lo uso y la gran presencia de la diversidad, han sido elementos claves para mi experiencia. En total, mis observaciones del transporte público de Madrid son los caminos de mi conocimiento de la cultura y de la gente.

 

Posted in Uncategorized

Plaza de Castilla

Por Brandon Small

Aunque Madrid es una ciudad muy moderna, no hay muchos rascacielos o edificios grandes como en Nueva York. Sin embargo, la Plaza de Castilla tiene dos de los rascacielos más altos de Madrid. Las Rascacielos se llama Puerta de Europa o más coloquialmente Torres Kio. Los edificios son simétricos con un ángulo de 14,3° con respecto al vertical y 115 m de altura, ambos hacia el mismo lugar.

Soy de Nueva York y por eso, me encanta la Puerta de Europa no sólo porque puedo verlo desde mi casa en Duque de Pastrana también porque me recuerda a Nueva York. Los edificios son bellísimos especialmente con las luces durante la noche. Son los primeros rascacielos inclinados que veo y eso que vivo en Nueva York. La arquitectura de los edificios es increíble y me encanta mucha la simetría entre los edificios para hacer fotos. Es un monumento histórico y también es perfecto para un Instagram. Si alguna vez sientes que Madrid no es una ciudad moderna visita Torres Kio y disfruta de esta bonita vista.

La estatua de la fotografía es un ejemplo de que Madrid es una ciudad que mezcla aspectos antiguos y modernos. La estatua, situada al frente de la Plaza es una estatua de José Calvo Sotelo, un hombre nacionalista y de derechas de la época de la Guerra Civil española. Su muerte fue una de las razones por las que el General Francisco Franco acometió un golpe de Estado contra la República. Para más información sobre la estatua visita https://elmadriddefranco.wordpress.com/2014/04/20/monumento-a-calvo-sotelo-1960/.

La estatua es bellísima y tiene tanta historia como las Torre Kio. Me gusta mucho la historia de la plaza que mezcla arte y estructuras antiguas y modernas. La plaza representa que Madrid es una ciudad moderna pero con mucha historia. Si te gusta las historia y obras de arte la estatua es perfecta para visitar.

También hay muchas cosas a parte de ver arquitectura. Deberías ir al Parque de Plaza de Castilla – Cuarto Depósito Canal de Isabel II. El parque es muy bello con muchos árboles y lagos. Es un buen lugar para tomar bonitas fotografías. El parque tiene suficiente espacio para hacer deporte y relajarte. Muchos madrileños están allí jugando fútbol, corriendo, leyendo, y haciendo picnics. Además, hay un espacio del parque con flores y vegetación bellísimas para Instagram. Es un lugar apartado del bullicio de la ciudad y un lugar donde puedes conectar con la naturaleza y el día cotidiano de una familia Madrileña. Cuando hace sol es el lugar perfecto para ir con amigos o con tu pareja de picnic.

Bibliografia

https://elmadriddefranco.wordpress.com/2014/04/20/monumento-a-calvo-sotelo-1960/

https://www.esmadrid.com/informacion-turistica/torres-kio-puerta-europa

https://www.cosasdemadrid.es/historia-de-las-torres-kio/

Posted in Lugares para visitar en Madrid

¡Callejea! Conoce Madrid a pie

Por Carly Gilmore

En unas de las primeras clases de Lengua (la clase de gramática española) vas a aprender la palabra callejear, lo cual significa caminar por los calles. Esta palabra definió mi estancia en Madrid, y, en mi opinión, es la manera para conocer la ciudad con la más profundidad.

Aunque Madrid tiene transporte público increíble (y te prometo que vas a usarlo un montón), te aconsejo caminar lo máximo posible. Tengo unas recomendaciones para que puedes callejear sin prisa y sin sin sentirte abrumada.

1. Si un lugar está a menos de 40 minutos desde tu ubicación, camina allí. A menudo no vas a tener tiempo para entrar en muchos lugares, pero si ves un lugar que parece guay. ¡Apuntalo y regresa!

  • El Libre, Calle Argumosa, 39, es una cafetería que también está lleno de libros. ¡Tiene un montón de tostas y es súper barato!
  • Pum pum café, Calle del Tribulete, 6, es un café muy de moda y tiene comida muy buena (un poco más caro, pero merece la pena).
  • Coworking Espiritu23, Calle del Espíritu Santo, 23, es un lugar en que puedes trabajar en las mesas comunes (¡gratis!). También hay exposiciones, clases de arte, clases de yoga, y un café.

2. Sal a tus planes 30 o 40 minutos antes de lo habitual. Si haces esto, tienes tiempo para caminar por el lugar en donde vas a quedar, y puedes tener tiempo para parar en un café que has encontrado.

  • Hola Coffee, Calle del Dr. Fourquet, este café pequeñito tiene café increíble. También tiene comidas para picar muy ricas. (¡He escrito este blog allí!)
  • Esta es una Plaza, Dr. Fourquet, 24, es una plaza con un jardín muy pequeño y es precioso.
  • Librería de Mujeres, Calle San Cristóbal, 17, ¡es una librería que solo tiene libros escritos por mujeres!
  • Ateneo Cooperativo Nosaltres, Esperanza 5, es una librería con libros de segundo mano, hay clases de yoga (son increíbles, he hecho yoga aquí durante mi tiempo en Madrid), y hay un café muy barato.

3. Reserva días sin planes (también es súper divertido hacer esto sola) para que puedes callejear por cualquier lugar que quieres y para que puedes entrar en cualquier lugar que quieres también. En estos días, seguro que vas a encontrar gemas ocultadas de la ciudad que no encontrarías si no hubieras callejeado. ¡Ojo! Una manera buena para hacer esto, es escoge un barrio y camine por allí sin planes—solo escoge las calles que parecen chulas y camina.

  • La huerta de Almería, Calle Dos Hermanas, 22, ¡es un restaurante pequeño que tiene un menú del día muy rica y muy barato! (Es muy parecido al Aliño que está en Malasaña y que es más conocido).
  • Swinton and Grant, Miguel Servet, 21, una cafetería que también tiene exposiciones de arte gratis.
  • Mercado de la Cebada, Plaza de la Cebada, hay un montón de mercados en Madrid, pero esto es mi favorito y es menos conocido. ¡Ojo! hay una pastelería se llama La Torta que tiene postres increíbles.

4. Reserva noches sin planes y entra en los bares que, a primera vista, te gusta. (No recuerdo muchos nombres porque no los he leído, pero, en mi opinión, Lavapiés tiene los mejores bares). Entre ellos:

  • Taberna la Aguja, Calle Ave María, 25, ¡es un bar solo con música de vinilos, y con comida y bebidas baratísimas!
  • El Jardín Secreto, Calle Conde Duque, 2, es un café con bebidas y postres muy ricas. Por dentro, es muy oscuro y está llena de decoraciones.
  • Dr. Steam, Calle Olivar, 17, es un bar que tiene exposiciones gratis y hay un cine muy pequeño y escondido en la parte posterior.

¡¡¡OJO!!!En general, cuando no tengas nada para hacer, no veas Netflix… ¡CALLEJEA!

 

 

 

Posted in Comida, Lugares para visitar en Madrid

El Gaudí de Madrid: La Catedral de Justo Gallego

Por Lily Gould

Ya sé lo que estás pensando, que ya has visto demasiadas catedrales, que nunca más quieres volver a poner el pie en otra. Pero ruego que seas indulgente, porque esta es diferente—lo prometo. Debo ser la primera en admitir que disfruto de visitar catedrales—que soy la más friki de la historia—pero esta catedral es algo más que una mera lección de la historia o de la historia del arte. Esta catedral es una experiencia descomercializada, desinstitucionalizada y es de primera mano un icono de la cultura y la devoción religiosa española.

Me enteré por primera vez de la Catedral de Justo Gallego (o la Catedral de Fe), por una compañera del programa, la cual se enteró de la catedral nada más ni nada menos que por un video de Facebook. Bueno, no recomiendo que confíes en todo que veas en Facebook, pero después de investigar el sitio un poco, decidimos que era, en primer lugar, real y, además, que era un lugar cuya visita es imprescindible.

image.jpeg

La Catedral de Justo Gallego es una iglesia en las afueras de Madrid que se ha construido completamente por un hombre, Justo Gallego, de su propia mano. La historia de Justo en sí misma es una historia interesantísima, y puedes descubrir más de su vida en este video. Para ser breve, cuando era joven Justo ingresó en un monasterio trapense. Tuvo que salir del monasterio pocos años después a causa de tuberculosis. Posteriormente, sobrevivió la enfermedad, y empezó a construir esta catedral en su ciudad natal para darle gracias a Dios por su salvación. Desde entonces ha estado construyendo el edificio casi completamente por su cuenta, financiando su obra por la venta y el alquiler de su campo hereditario y también por algunas donaciones privadas. Su apoyo principal es Ángel López Sánchez, un hombre local que pasó por la catedral hace veinte años y decidió quedarse. Justo espera que Ángel se encargue del proyecto después de que él muera, pues ya tiene 90 años, y aunque lleva 50 años trabajando en la catedral, está seguro de que no va a terminarla antes de su muerte.

El gran proyecto de Justo se encuentra en Mejorada de Campo, un pueblo que está a unos treinta minutos en autobús desde el centro de la ciudad. Puedes ir todos los días, la catedral está abierta para visitas de 9 a 18.30 y la entrada es gratis. Antes de ir, asegúrate de que vas vestido con algo que cubra los hombros y que tu ropa, en general, sea bastante recatada. Es una catedral después de todo. Para llegar, recomiendo que cojas el autobús desde Avenida de América. Puedes coger cualquier autobús de la línea 282 de Avanza, y se puede usar la tarjeta de metro para entrar. El viaje tarda unos treinta minutos y viajas por algunas calles serpenteantes—así que intenta no comer mucho antes de subirte. Puedes bajarte del autobús en prácticamente cualquier parada en Mejorada, y de allí es un paseo de diez minutos como máximo para llegar a la gran catedral de Justo.

La catedral es impresionante. Por delante de la catedral, se ve enorme, majestuosa, y si te acercas a examinarla en mayor detalle, se comienza a ver claramente que este edificio está de verdad construido por un sólo hombre. No parece una catedral corriente; sin duda no es la Catedral de Santiago de Compostela o de Toledo. En un cartel escrito a mano en la puerta principal de la catedral hay las horas en letra apresurada, y se puede ver la lechada chapucera entre los ladrillos y los clavos recientemente clavados. image

En una pequeña torre, yacen cientos de pedazos de enlucido sin usar, y dentro de la nave andas sobre suelos inacabados y entre sofás deterioradas. Hay herramientas eléctricas y retazos de materiales de la construcción amontonados descuidadamente en los rincones y en cada rincón se revela otra escalera semipintada u otra pared inacabada. De hecho, el edificio entero se construye con materiales reciclados—y así lo parece.

Sin embargo, la catedral también es un santuario vivo y respirante—quizás uno de los más impactantes que he visto nunca. Hay vidrieras con imágenes de Cristo y ovejas pintadas a mano que crean bloques de color vibrantes en el piso de baldosas. Hay una cúpula gigante de vidrio, una cripta y un aula donde Justo da clases de la escuela dominical todos los domingos. Hay pequeñas y grandes estatuas y retratos de Cristo en casi cada sala e inmensos murales bíblicos en el balcón de la nave. Cada elemento de la catedral claramente se diseña intencionalmente y se realiza cuidadosamente, y el fervor religioso de Justo y su misión se expresan en cada ventana, en cada escalera y en cada pasamanos. Si tienes suerte, podrías incluso ver al propio Justo. Hay señales que te piden que no hables a él o que no saques fotos de él, pero si te topas con Ángel, como nosotros, puede ser que él te deje hablar—aunque sea brevemente—al propio Justo, el frágil viejo siervo de Dios.

Te recomiendo esta curiosidad no sólo por su singularidad. Es, al fin y al cabo, una hazaña bastante increíble e inusual de la arquitectura. Sino también sugiero que visites esta catedral porque muchas de nuestras visitas, aunque sean tan interesantes e informativas, pueden parecer un poco impersonalizadas; parecen que están a gran distancia de nuestras vidas actuales. Justo y su misión, sin embargo, nos involucran directamente en el proceso, en la construcción viva de la cultura española. La catedral permite que experimentemos a Gaudí mientras que el maestro hace un bosquejo furiosamente de unas ideas para el Parque Güell o mientras que cientos de albañiles colocan piedra tras piedra encima de la una a la otra con meticulosidad para construir el acueducto de Segovia. Además, la catedral evoca una especie de intimidad cultural y religiosa; no hay que ser religioso para ser capaz de sentir la “fe” en esta catedral. Es un sitio completamente transparente, es decir, no pide nada—ni la bendición de la Iglesia Católica ni dinero de alguien. Ni siquiera tiene permiso de obra. Es un proyecto exclusivamente personal, y ofrece, en mi opinión, un recuerdo valioso de las vidas y las creencias específicas que sustentan los parques, las iglesias y las estatuas por las que pasamos cada día.

Posted in Lugares para visitar fuera de Madrid

El Monasterio de las Descalzas Reales: un lugar para entender mejor la historia de Madrid

Por Will Levinson

El monasterio de las Descalzas Reales está escondido entre la Puerta del Sol y Gran Vía, un lugar histórico en un área turística y de compras. En la sombra de un gran Corte Inglés está el pequeño monasterio. Aunque es bastante conocido, no es un lugar muy popular para visitar. Los turistas no suelen ir al monasterio tanto como van al Palacio real o los museos famosos. Pero el monasterio es un importante sitio de la historia de Madrid y España. El edificio tiene mucho que ver con la historia de Madrid, las reales, y la iglesia.

Es fácil visitar a solo los lugares muy conocidos por turistas o los que aparecen en libros de Madrid, como el Palacio Real o la Plaza Mayor. Hay que buscar más sitios para tener un conocimiento de Madrid más profundo. Como es necesario callejear por todas partes de la ciudad para conocerla mejor, es necesario encontrar sitios nuevos en la parte histórica también. Es fácil siempre quedar cerca de la Puerta de Sol y los barrios alrededor, pero también es fácil pasar mucho tiempo allá sin hallar nuevos lugares y experiencias. Es importante visitar al monasterio para entender mejor la historia de Madrid. Es interesante que el edificio fuese el palacio real antiguo. Casi dos siglos antes de la construcción del palacio real, aquello edificio fue la vivienda de la familia real.

Normalmente hay que comprar las entradas por la red. Solo hay visitas guiadas y estas tienen poca gente. Pero vale la pena irse al monasterio. El monasterio no es solo un convento antiguo, sino también parece a un museo del arte. En los siglos pasados, cada monja que ingresó al convento tenía que llevar una obra del arte como un dote, como si viniera para casarse. Por eso, el monasterio se convirtió muy popular con mujeres solteras o las viudas de las clases aristocráticas. Este hecho subraya la desigualdad de aquella época, pero por este, las paredes del monasterio son decoradas completamente con cuadros de pintores muy famosos. Toda la escalera principal, por ejemplo, es pintado al fresco y crea una escena entera para que visitantes sientan como una parte de la obra. Si te gusta ir al Prado o al Reina Sofia y eres un aficionado del arte, tienes que ir al monasterio. Es más fácil visitar y entender el arte un monasterio con una visita guiada que ir a un gran museo sin alguna idea de lo que quieres mirar.

La visita guiada ayuda mucho a los visitantes. Con guías sabias y simpáticas, es fácil preguntarles sobre el monasterio y su historia. Ellos también saben todo sobre el arte y la arquitectura del monasterio. A pesar de no ver las monjas durante la visita, el monasterio sigue siendo un edificio religioso y las monjas simplemente no pasan tiempo en la ruta durante las visitas.

El monasterio es un lugar interesante que tal vez no verás en tus caminos cerca del Sol. Pero vale la pena investigar el monasterio. Es una forma de conocer mejor Madrid.

Posted in Conventos, Lugares para visitar en Madrid

Cómo disfrutar en Madrid siendo una persona introvertida

Por Emma Mertens

Madrid es una ciudad perfecta para gente que quiere bailar y beber todos los fines de semana. Hay muchísimas discotecas. Pero yo no soporto el ambiente de una discoteca. Hay demasiada gente, y además me gusta irme a dormir un poco más temprano que otr@s chic@s de mi edad. Entonces, ¿qué debo hacer? Aquí hay algunas recomendaciones de cosas que me han servido a mí para disfrutar Madrid siendo una persona introvertida.

Comida

Para una persona introvertida, la comida es una experiencia perfecta. Si quiero, puedo ir a un restaurante con mis amigos, pero también puedo comer sola si lo prefiero y tener una experiencia genial. Cuando entro, digo “mesa para una” y la camarera me enseña dónde puedo sentarme. No es raro comer sola. Muchas veces, me llevo un libro o mi ordenador al restaurante.

Para una persona introvertida, quizás salir a comer no parece un plan interesante, pero te juro que lo es. La comida en Madrid es fantástica. Muchas veces, chequeo “Tripadvisor” o le pido recomendaciones de restaurantes a mi “mamá Española” porque ella siempre me da sugerencias excelentes. Me gusta encontrar restaurantes en barrios nuevos y pasar el tiempo paseando por diferentes partes de Madrid cuando voy al restaurante. Es una buena manera de conocer Madrid sin mucho estrés, planificación o cuesta.

Muchos restaurantes en Madrid tienen el “menú del día.” El menú incluye aproximadamente tres opciones para un primer plato, un segundo plato, y un postre o café por un precio muy barato. (Fijate que el menú es diferente que “la carta”, que es la lista de todos las opciones que tiene el restaurante). Me gusta muchísimo disfrutar de un menú del día después de las clases de la mañana, porque es un buen momento para relajarse y tomarse un tiempo para estar sola y comer algo muy rico.

Para una persona introvertida, ir a un restaurante con amigos para almorzar es una buena actividad. ¡Todo el mundo necesita comer! Si no quiero ir a un discoteca, pero quiero pasar tiempo con mis amigos (y claro que quiero), les invito a comer conmigo. Mucha de la comida de Madrid es perfecta para compartir. Me encanta ir a un restaurante con amigos y probar platos nuevos.

Algunos consejos más:

  • Si vas a un restaurante popular durante el fin de semana, primero asegúrate de que se pueda reservar, porque muchos de los restaurantes de Madrid están llenos durante el día.
  • Si vas a un restaurante y no tienes reservas, intenta ir antes de 2 de la tarde (14:00) porque es más probable que haya mesas libres más temprano.

Teatro

El teatro es una experiencia muy personal, y diferente para cada persona. Aquí en Madrid hay muchos teatros y para mí, es una actividad cultural que puedo ver sola o con amigos. De hecho, desde mi casa puedo caminar a dos diferentes: al Teatro de la Comedia y al Teatro Español. Ya he visto obras magníficas aquí. Me gusta mucho ir al teatro, y la calidad es muy alta.

Me encanta ir al teatro con mis amigos. Es una actividad muy divertida, y también muy fácil a manifestar. Las entradas para la obra se pueden comprar en el mismo día en algunos casos. Si no las compras en taquilla, se pueden comprar por internet también y elegir las butacas que quieres. ¡El teatro es una actividad sin estrés! Por eso, para las personas introvertidas como yo es una buena experiencia porque puedo pasar tiempo con mis amigos, ver una obra fantástica, pasarlo bien, y regresar a mi casa a la hora que quiera. Es una manera de tener una noche llena de cultura pero a la vez tranquila.

Además, después de la obra es un momento perfecto para comer tapas sola o con amigos. Siempre quiero ir a un bar o tomar café después del teatro porque hay mucho sobre lo que podemos y necesitamos hablar. Intentamos averiguar de qué trata la obra, y hablar sobre todo lo que pasó porque, te lo juro, ¡el teatro en España tiene mucho drama! Tanto si voy con amigos como si voy sola, siempre disfruto viendo una obra de teatro fantástica. También es una actividad que no termina demasiado tarde, así que puedo regresar para acostarme a una hora más temprana.

Consejos para el teatro:

  • Busca un resumen de la trama de la obra antes que vas. Cuando tienes un idea de qué va la obra, es más fácil de entender.
  • Aunque se pueden comprar entradas hasta el día de la obra en muchos casos, es mejor comprarlas cuanto antes para elegir los asientos perfectos.

 

 

 

Posted in Comida, extracurriculares, vida nocturna, Vida práctica, vida social

Deportes en Madrid: una guía completa

Por Pat Clare

¿Jugáis a un deporte o algún tipo de ejercicio en Wesleyan/Vassar y estáis preocupados por las oportunidades disponibles que haya cuando estudiéis en Madrid? Era mi preocupación principal (y de mi entrenador de béisbol) antes de que llegara a Madrid: cómo podría practicar, hacer ejercicio, correr, y mantener la forma fuera de temporada mientras disfruto, viajo y experiment toda la cultura de Madrid y España.  Si leéis este blog, estoy seguro que tenéis el mismo miedo. Pero no os preocupéis. Seguid leyendo para aprender más sobre las diversas oportunidades que Madrid ofrece para los deportes y si os queréis quedar activo durante los 4 meses en España (o posiblemente más).

El gimnasio: Madrid y Getafe tienen gimnasios que no son asociados con UC3M por toda la ciudad. Tened en cuenta que el programa cubrirá hasta 30 euros para actividades deportivas fuera de la universidad (gimnasio, clases de yoga o danza, y más). Así que si deseáis apuntaros a un gimnasio cerca de tu casa o en algún sitio guay, el programa cubrirá una parte del costo. Sin embargo, recomiendo que os apuntéis a “El Centro Deportivo de Getafe”, el gimnasio asociado con la universidad. En la baja planta, están las canchas de baloncesto, voleibol, y tenis, una piscina, y cuartos de yoga. Si subís a la primera planta, están las máquinas de ejercicio: las cintas de correr, los pesos (desde 1 kilo hasta 40 kilos), y entrenadores personales que son muy serviciales. Así que para cualquier atleta existe todo lo que uno necesita. Si queréis solo apuntaros al gimnasio cuesta 90 euros el cuatrimestre pero si queréis clases de entrenamiento con instructores es 130 euros más o menos. Aunque, la mejor parte es que el programa cubre todos los costos así que podéis comprar el paquete que deseáis sin problemas. Recordad que cuando vayáis al gimnasio, es obligatorio usar una toalla en los bancos y máquinas y comprar un candado para la taquilla porque en los vestuarios ninguno son incluídos.

Deportes organizados:  Si jugáis un deporte que es popular en España como el fútbol, baloncesto, tenis, vais a ver y conocer a mucha gente que buscan nuevos jugadores para sus equipos de club. Si mis amigos ha podido encontrar una liga competitiva de lacrosse y fútbol americano, unos deportes que casi no existen en Europa, podéis encontrar cualquier deporte. Conocí a un hombre que es de Puerto Rico y jugaba el béisbol a nivel profesional. Practicamos el béisbol hasta que la temperatura cambió en noviembre. Lo que estoy tratando decir es que además de el gimnasio hay un multitud de oportunidades gratificantes en Madrid para el deporte. Si no conocéis a una persona en la calle, campo, gimnasio, o en una clase, no os preocupéis. Descargad la app que se llama “Tinpink.” Incluye anuncios de equipos de club que buscan nuevos jugadores y es una manera fácil de ‘shop’ y encontrar ligas competitivas o clubes divertidos. No solo es una buena manera de practicar y mejorar con tu propio deporte, sino también una oportunidad de practicar vuestro español con madrileños.

Yoga y Danza en Madrid: Si eres alguien que le gusta descansar, pasarlo bien o relajaros hay muchos estudios de danza y yoga por todo la ciudad. Hay clases en español y inglés pero os aconsejo que toméis las clases en español porque 1) su objetivo principal de vuestra experiencia en Madrid es para aprovechar estar rodeado por el español y 2) los maestros de yoga siempre hablan muy lento y con calma así que no tendréis problemas en entender las instrucciones. Algunas recomendaciones de estudios son:

  1. Yoga Center
  2. Zentro Yoga
  3. Tortuga Soul (yoga)
  4. Estudio de danza María Mata

Tened en cuenta de que el programa cubrirá hasta 30 euros del costo total porque es considerado una actividad deportiva fuera de la universidad.

 

Posted in deportes

Para los aficionados al transporte

Por Anthony Rimac

Desde el día que nací, me han encantado los trenes. No te puedo decir exactamente por qué, pero hay algo sobre la mecánica y el poder de ellos que me fascina. Entonces, cuando llegué a Madrid, me alegré mucho al enterarme de que había un museo del ferrocarril aquí.

Cuando se piensa en los museos de Madrid, se suele pensar en los museos famosos de arte, como el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen. Sin embargo, hay muchos museos más pequeños y menos conocidos en la ciudad, y el Museo del Ferrocarril de Madrid es uno de éstos. El museo está un poco al sur de la Puerta de Atocha en el Paseo de las Delicias. Hay una parada de metro y una parada de Cercanías justo al lado (Delicias), pero se puede llegar andando desde Atocha y sólo se tarda unos diez minutos.

Como en tantos otros países, los trenes han tenido una gran importancia en España y en el desarrollo de ella. Desde la llegada de la locomotora a vapor hasta la llegada del AVE, los españoles han usado los trenes para mover tanto mercancías como personas por el país. De la historia ferroviaria española, el aspecto que destaca sobre todo es sin duda el AVE. El sistema del AVE es el segundo mayor sistema de trenes de alta velocidad en el mundo, tras sólo China. Con velocidades hasta 300 km/h, el AVE es también uno de los trenes más rápidos del mundo.

Dado que vas a vivir en España por lo menos unos cuatro meses, vale la pena aprender sobre la historia y evolución del sistema ferroviario español, ya que seguro que vas a usar el tren para viajar a otras partes de España cuando estés aquí. Aunque no seas un aficionado de los trenes, puedes aprender mucho sobre los trenes españoles y llegar a apreciar todo lo que han hecho por el desarrollo de España. El Museo tiene exhibiciones de todo tipo de trenes (locomotoras a vapor, locomotoras eléctricas, locomotoras de diésel y distintos tipos de vagones). Es decir, puedes ver claramente la progresión desde las locomotoras a vapor hasta los primeros trenes de alta velocidad (Talgo). Los vagones que hay en el Museo también son muy interesantes ya que te dan una idea de las dinámicas sociales (con coches de primera, segunda y tercera clase) durante sus épocas respectivas y cómo vivía la gente de las distintas clases sociales. Puedes subir en muchas de las locomotoras y vagones, los cuales están muy bien restaurados para ver cara a cara cómo funcionaba y para qué se usaban estos trenes cuando todavía estaban en servicio.

Mi parte favorita del Museo, sin duda, es una locomotora a vapor con el panel lateral quitado para que puedas ver lo que hay dentro de ella y ver exactamente cómo funciona una locomotora a vapor. Hay también un café y restaurante dentro de un vagón restaurado, por si tienes hambre o tienes ganas de tomarte un café. Si ir a un museo del ferrocarril te parece el coñazo más grande del mundo, te dejo la siguiente recomendación: no te limites a los museos más conocidos En Madrid – ¡busca museos que traten temas sobre los que no sepas nada!

Posted in Lugares para visitar en Madrid, museos

Salir de citas en Madrid

Por Mika Deiner

Si estás leyendo esta entrada del blog del programa de Vassar y Wesleyan en Madrid, es lógico pensar que estés preparándote para vivir en España por un semestre. Estoy aquí para tratar del tema que muchos tendrán miedo de tratar: ¡el mundo de salir de citas en Madrid!

No te engañes, es una tema que te da curiosidad. Cuando se piensa en el concepto de viajar a otro país y experimentar, normalmente se pensaría en la comida, los sitios de turismo, el lenguaje, la historia, y así sucesivamente. Si eres como yo, la idea de salir de citas también se te ha pasado por la mente y sino, permíteme que te enseñe las maneras en que podrías aprovechar al salir de citas en Madrid.

La primera razón, sobre todo, es que no hay mejor manera para aprender la cultura de un país que conocer nueva gente. Que sí, viviendo en Madrid todos tenemos alojamientos con familias españolas, pero solamente verás a tu familia mientras estás en casa con ellos. Para tener una cita se precisa salir de la burbuja de tu casa familiar en Madrid y quedar con alguien por primera vez en un lugar de la ciudad. Por charlar con una persona en una cita, se aprenderá mucho de las costumbres, modas, y vida diaria de los españoles. Es posible que tu pareja te introduzca a un lugar menos turístico y menos desconocido. Es posible que desarrolles una relación y que tu pareja te enseñe más de las maneras españolas. Así, aprenderás de las costumbres españolas más auténticas en lugar de seguir yendo por los lugares más turísticos.

La segunda razón es que salir de citas te presenta una oportunidad preciosa para practicar el español. Aunque estar por Madrid y vivir con una familia española ya te trae muchas oportunidades para hablar, la realidad es que tendrás el hábito tentador de seguir pasando el tiempo con tus amigos americanos. Al salir de citas, puedes conocer a personas españolas de tu edad y puedes experimentar una necesidad real de practicar Español. Así, se aprenderá muchas palabras de la jerga, y sí tienes suerte, ¡los tacos!

Finalmente, una razón para salir de citas no solo es para formar relaciones románticas, ¡sino para formar amistades! Aunque pienses que las citas inevitablemente solo producirán relaciones románticas, no es la verdad. Además de vivir de intercambio en Madrid, yo también he vivido en Tokio. ¡La verdad es que uno de mis amigos más cercanos ha resultado de una cita! Es por eso que les animo a que traten de explorar la gente de Madrid saliendo de citas. Si no desarrollas una relación romántica, existe la posibilidad de formar una amistad. Con esta amistad, se puede aprender del mundo de Madrid que  no sería posible sin amigos españoles.

Ahora que he establecido las razones por salir de citas en Madrid, querrás saber como se podría realizar esto. La verdad es que, viviendo en una ciudad como Madrid, habrá un montón de maneras para hacerlo.

El primer modo, y el más obvio, sería por el famoso Tinder. Todo el mundo conoce esta aplicación – es un programa accesible a los que tienen móviles (smartphones). Con ello, se puede ver la gente de tus alrededores. En Madrid, hay cientos de personas que usan la aplicación. Con el Tinder, tú puedes quedar con personas para tomar un café o una cerveza. Sino, al menos puedes hacerlo para practicar el español.

La segunda y final opción es conocer nueva gente andando por Madrid. Podría ser alguien de la universidad, de un bar, de una discoteca, o simplemente alguien con quien empiezas a hablar por la calle. Como supongo que ya sabrás, hay tener 18 años para beber alcohol en España. Esto no quiere decir que se debería salir tomando un montón de copas, sino que se puede entrar en las discotecas y los bares donde podrías conocer a nuevas personas. Las discotecas de Madrid son lugares vivos con música muy atractiva. El ambiente te animaría a bailar y sentirte feliz. Cuando estás por las discotecas, no tengas miedo de hablar con los españoles. Sería posible formar una amistad o aún una relación con alguien.

Finalmente ¡os animo a que salgáis del cascarón de vuestra rutina! Salir para quedar con alguien es una forma excelente para conocer a la gente de Madrid. Puedes practicar tu español y aprender de la cultura española de gente de tu edad. Si no te apetece, no te sientas bajo presión para hacer algo que no quieres hacer. Solo les sugiero pensar en la idea. Cuando se viaja a otro país, es sumamente necesario que no solamente pases el tiempo con tus amigos americanos. Es importante sumergirte en la nueva cultura, forzarte para hablar el idioma, e intentar nuevas cosas!

Posted in vida nocturna, vida social