Viajes de un día

Catherine Streich

Aunque hay mucha tentación de viajar fuera de España o a sitios lejos de Madrid como Barcelona o Valencia, es importante pasar tiempo en Madrid y en sus alrededores. A veces, es aconsejable quedarse en Madrid algunos fines de semana para relajarse, hacer los deberes, y conocer mejor sitios muy interesantes que no están muy lejos de Madrid. Hay muchas ciudades pequeñas y sitios históricos que están muy cerca de Madrid, y son lugares perfectos para visitar si os quedáis en Madrid pero todavía tenéis ganas de viajar un poco. Aquí hay tres recomendaciones de viajes de un día que podéis hacer fácilmente. Quizás iréis a visitar algunos con el grupo, pero vale la pena visitar los que no vayáis a ver junto al grupo. Y recordad que con la tarjeta de transporte y con el sistema de reembolsos, casi todos los viajes salen gratis.

Segovia

Streich-01

Uno de mis viajes favoritos fue ir a Segovia. Es una ciudad preciosa al noroeste de Madrid. Su fama viene de sus acueductos romanos. Fueron construidos por los romanos en el primer siglo después de Cristo y son unos de los más altos y los mejores conservados del mundo. Realmente, son increíbles, y merece la pena ir a verlos (además son gratis, ¡solo hay que andar en el centro para verlos!). Después de ver los acueductos, hay que subir la muralla antigua que está a la izquierda de la plaza desde donde se miran los acueductos. Desde esta muralla, hay vistas muy buenas de las montañas, los acueductos, y la ciudad. Desde la muralla, hay que caminar menos de diez minutos para llegar a la plaza mayor donde se sitúa la catedral de Segovia. Es una catedral muy impresionante, y vale la pena entrar y verla desde fuera. Ofrecen visitas guiadas al campanario, pero cuesta extra y hay vistas mejores desde vuestra siguiente destinación, el Alcázar. Si seguís andando otros diez minutos, llegaréis a un palacio medieval fabuloso. Dicen que fue una de las inspiraciones de Walt Disney para crear el castillo de la Cenicienta. Tenéis que comprar la entrada que incluye la subida a la torre. Cuesta más, pero Pepa os la reembolsará. El Alcázar es muy interesante, pero la mejor parte (después del mogollón de escaleras) es la vista de la torre de Segovia, las montañas, el paisaje, y la catedral. Después de visitar al Alcázar, podéis bajar la colina para verlo desde abajo, porque es increíble desde esta perspectiva. A parte de esto, no hay mucho más que hacer en Segovia. Hay otros museos y cosas así, pero realmente las tres cosas que he dicho son las que deberíais hacer.

Para comer, hay un restaurante en la plaza mayor que se llama Las Tres BBB, que está bien de precio y tiene un menú del día y comida típica segoviana. Al lado hay una pastelería con dulces típicos segovianos que están muy ricos. Si tenéis mucha hambre, la comida más famosa de Segovia es el cochinillo, pero es un poco caro y es mucha cantidad.

Ojo… Segovia está muy cerca de las montañas Guadarrama, y por eso puede hacer más frío que en Madrid, por lo tanto no os olvidéis de ver la previsión del tiempo antes de ir.

Cómo llegar a Segovia:

Dado que Segovia no está en la Comunidad de Madrid, sino en Castilla y León, hay que pagar para ir allí. Sin embargo, no es muy caro, y es muy fácil. Solo hay que ir al estación de autobuses de Moncloa (líneas 3 y 6 de metro) y buscar la taquilla de la Sepulvedana. Está en la planta debajo de las dársenas de autobuses. Allí, puedes comprar los billetes o en la taquilla o en un kiosco electrónico. Son catorce euros (siete de ida, siete de vuelta). Una cosa, podéis elegir entre un billete de ida y vuelta abierta o de vuelta fija. Si no sabéis cuándo vais a querer regresar y compráis uno de vuelta abierta, hay que ir a la taquilla de la Sepulvedana en Segovia, que está al otro lado de la calle donde el autobús deja la gente, para confirmar la vuelta. Si no hacéis esto, el conductor no permitirá que entréis en el autobús y tendréis que hacerlo rápidamente (si no hay cola) o esperar hasta el siguiente autobús. Si queréis evitar esto (que realmente no es muy difícil) deberíais comprar una vuelta fija. Unas tres o cuatro horas serán suficiente para ver todo y comer algo.

El Escorial

streich02

El Escorial, o el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial es una mezcla de muchas cosas. Está situada a una hora y pico al noroeste de Madrid. Consiste de dos palacios, un monasterio, una basílica, una biblioteca, galerías de arte, jardines preciosos, y el mausoleo de la mayoría de los reyes y los infantes de España. Fue construido por Felipe II en el siglo XVI y es una maravilla de arquitectura e historia. Si alquiláis un audioguía (que yo recomiendo mucho, cuesta cinco euros o algo así pero es reembolsable), pasaréis por lo menos tres horas en este complejo real. Recomiendo mucho este viaje porque hay arte increíble de Tiziano, el Bosco, y el Greco, la biblioteca es fantástica, el panteón de los reyes (donde están enterrados) es realmente increíble, y las vistas de las montañas desde los jardines es preciosa. Es muy interesante ver las diferencias grandes entre los dos palacios que están dentro, uno de los Austrias y uno de los Borbones, que muestran las diferentes familias y etapas importantes de la historia española. También, con los reembolsos y la tarjeta de transporte, es completamente gratis. Os recomiendo mucho que vayáis.

Cómo llegar a El Escorial:

Podéis elegir entre la línea C3 de Cercanías, que sale cada hora (hay que mirar el horario antes) desde Sol y Atocha, o podéis coger un autobús (661 o 664) desde Moncloa; salen con más frecuencia (cada veinte minutos). Desde el estación de tren o autobuses hay que andar diez minutos al monasterio, o podéis coger un autobús local (podáis usar el tarjeta de transporte allí porque está en la Comunidad de Madrid).

El Palacio Real de Aranjuez

Streich-03

Otro sitio que merece la pena visitar es el Palacio Real de Aranjuez que fue (y sigue siendo, yo creo) un palacio auxiliar de los reyes españoles. Podéis entrar y ver muchas salas y habitaciones, y también hay jardines grandes y preciosos. Además, en una sala están los vestidos de novia de las últimas cuatro bodas reales (incluido el de Letizia, la reina actual de España). Hay una sala increíble de porcelana, y también hay una sala árabe con un techo similar a los de la Alhambra, pero colorido. Son fantásticos. Y podéis ver el Río Tajo, el río más importante de la Península Ibérica, en los jardines. Recomiendo que vayáis después de ir al Palacio Real de Madrid, porque es muy interesante comparar los dos… son muy similares pero hay diferencias fuertes y es fácil ver las influencias de uno al otro. No pasaréis más que dos horas allí, por lo que es un viaje cortito, pero podéis traer algunos bocadillos y comer en los jardines o andar por el pueblo; hay algunas calles grandes con muchos restaurantes y un mercado al aire libre, todos muy cerca del palacio, por si queréis conocer Aranjuez y pasar más tiempo allí.

Cómo llegar a Aranjuez:

Este es el más fácil de todos. Solo hay que coger la línea C3 de Cercanías y bajar en la parada “Aranjuez” (45 minutos, aproximadamente). Desde la estación de tren, hay que andar diez minutos para llegar al palacio.

Estos son solo tres de muchísimos viajes de un día desde Madrid. Otros sitios bonitos y fáciles de visitar son obviamente Toledo y Ávila (pero probablemente visitaréis estos lugares con el grupo), Cuenca, Chinchón, Manzanares el Real, Alcalá de Henares, Palacio del Pardo, y el Valle de los Caídos. Hay mucha información en la red sobre estos sitios, y también podéis preguntarle a Pepa, los monitores, o el director para saber que debéis visitar y como llegar a estos sitios.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.