Cuatro meses y Tres errores: 

Por Ricardo Vázquez 

Mis errores más grandes en Madrid y como puedes evitarlos 

Escribo este blog con la esperanza de que los alumnos que vengan después de mí a Madrid puedan aprovechar su tiempo desde el primer momento que lleguen. Madrid es una ciudad preciosa y llena de vida para todos los que vienen, y de verdad, cuatros meses no son suficientes para conocer una de las mejores ciudades del mundo. Debido a que estoy seguro de que puedes encontrar miles de blogs y listas para conocer que restaurantes o actividades debes hacer en Madrid, yo quiero hacer algo distinto. Quiero y espero que este blog sobre mis errores como un alumno del extranjero sirva para aconsejar a los alumnos del futuro de cómo abordar las situaciones que fueron difíciles para mí. Seguro que yo no seré el último alumno con estas adversidades, pero ojalá que otros puedan tener mis experiencias en cuenta y aprender de mis errores para pasarlo bien aquí en Madrid. 

Primer Error: Tenía miedo de hablar con mi familia española 

Aunque esto lo digo como si fuera un error personal, sé que todos los alumnos del pasado y presente pueden confirmar que el tema de la familia española siempre causa un poquito de preocupación. Pero lo que verdaderamente quiero contarte es que con tu familia española tienes la oportunidad más potente para mejorar tu español y aprender como hablar como los demás madrileños. Siempre estaba reticente a hablar libremente con mi familia porque no quisiera molestarlos o interrumpir su tiempo libre del día para hablar de temas familiares. Sin embargo, recuerda que ellos eligieron ser una familia para hospedar alumnos del extranjero. Tu familia quiere ayudarte y están dispuestos a facilitarte todo lo posible la integración a la vida española, así que relájate, porque tu familia es una bendición que debes descubrir. Pregúntales todas tus dudas porque ellos son la clave para conocer la manera en la que hablar coloquialmente durante tu tiempo en Madrid. A veces será difícil continuar la conversación o seguirla, pero si intentas participar en la conversación por lo menos tres veces cada cena, verás como va a mejorar tu español sin darte cuenta. Adáptate a tu familia sin prisa y de tu propia forma, pero cuando te des cuenta de que solo tienes que intentar hablar cada vez que puedas, te juro que tu español y experiencia en general va a ser mucho mejor que si no lo hicieras.

Segundo Error: Tenía Miedo de explorar Madrid solo 

Este error fue más personal porque antes no estaba acostumbrado a vivir en una ciudad metropolitana como Madrid. Sin embargo, el miedo de explorar un lugar foráneo y nuevo, puede manifestarse en cualquier persona, tanto si ha tenido la experiencia de vivir en una ciudad metropolitana, como si no. Madrid es una ciudad enorme con muchos sitios para visitar y creo que la increíble cantidad de cosas que puedas hacer en esta ciudad fue la raíz de mi aprensión. Pero cuando me di cuenta de que no puedo hacer todas las actividades que quiero en los cuatro meses que tengo, me relajé un poquito y empecé a descubrir más sobre Madrid que antes. También, me preocupaba explorar Madrid solo porque sentía que necesitaba otra persona a mi lado, pero de verdad mis días favoritas en Madrid han sido las que no tuve un compañero junto a mí. Aprovecha tu tiempo libre y solo, para hacer actividades recreativas que te apetezcan hacer y no mires hacia atrás porque no vale la pena. Vive la vida que tu quieras aquí en Madrid y utiliza los días solos para conocer gente nueva y para practicar tu español porque son los mejores momentos para hacerlo. Deja tu móvil (no literalmente), y explora las calles y lugares que llamen tu atención. No dependas de Google Mapas o City Mapper porque te sorprenderá mucho todo lo que puedes encontrar por estar completamente solo en esta ciudad maravillosa. 

Tercer Error:   No Mantuve un Diario 

Sin duda, este es el error más grande del que me lamento durante mi estancia en Madrid. Cada día en esta ciudad y en Europa será una aventura única con sus propias alegrías, sorpresas y memorias y te juro que querrás recordarlo todo con completo detalle. El acto de mantener un diario es más fácil de lo que suena. Únicamente tienes que escribir tres oraciones antes de acostarte, y podrás mantener una colección de memorias sobre cuatro meses que durará una vida completa. Esto es una manera de preservar la experiencia de como has vivido en España para que tengas la oportunidad de leer todas las aventuras que hiciste unos cuantos años más tarde, cuando tu memoria te haya fallado y tengas ganas de recordarlo. Para mí es muy importante, ya que creo que habré perdido los últimos dos meses si no intento apuntar las memorias que todavía quedan en mi mente. Definitivamente, te aconsejo que encuentres tu propia manera de conservar los recuerdos de lo que será tu experiencia en Madrid. Recuerda esto, porque no se me ocurre un mejor consejo sobre cómo puedes asegurar que tu experiencia en Madrid sea inolvidable. 
 
Sobre todo, lo más importante que debes recordar de lo que he contado es que tu estancia en Madrid es lo que tu decidas. Antes de venir, establece unas metas para guiarte por esta experiencia y establece lo que más te gustaría sacar de estos cuatros meses. He querido explicar mis errores para que otros puedan ver aspectos de la experiencia que no tuve en cuenta antes, y para que no cometan los mismos errores que yo. Piénsalo, y a la vez, emociónate porque si decides a venir a España o ya estás de camino, no tengo ninguna duda de que Madrid no te fallará porque esta ciudad y programa están llenos de memorias que esperan ser creadas.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.