Deportes en Madrid: una guía completa

Por Pat Clare

¿Jugáis a un deporte o algún tipo de ejercicio en Wesleyan/Vassar y estáis preocupados por las oportunidades disponibles que haya cuando estudiéis en Madrid? Era mi preocupación principal (y de mi entrenador de béisbol) antes de que llegara a Madrid: cómo podría practicar, hacer ejercicio, correr, y mantener la forma fuera de temporada mientras disfruto, viajo y experiment toda la cultura de Madrid y España.  Si leéis este blog, estoy seguro que tenéis el mismo miedo. Pero no os preocupéis. Seguid leyendo para aprender más sobre las diversas oportunidades que Madrid ofrece para los deportes y si os queréis quedar activo durante los 4 meses en España (o posiblemente más).

El gimnasio: Madrid y Getafe tienen gimnasios que no son asociados con UC3M por toda la ciudad. Tened en cuenta que el programa cubrirá hasta 30 euros para actividades deportivas fuera de la universidad (gimnasio, clases de yoga o danza, y más). Así que si deseáis apuntaros a un gimnasio cerca de tu casa o en algún sitio guay, el programa cubrirá una parte del costo. Sin embargo, recomiendo que os apuntéis a “El Centro Deportivo de Getafe”, el gimnasio asociado con la universidad. En la baja planta, están las canchas de baloncesto, voleibol, y tenis, una piscina, y cuartos de yoga. Si subís a la primera planta, están las máquinas de ejercicio: las cintas de correr, los pesos (desde 1 kilo hasta 40 kilos), y entrenadores personales que son muy serviciales. Así que para cualquier atleta existe todo lo que uno necesita. Si queréis solo apuntaros al gimnasio cuesta 90 euros el cuatrimestre pero si queréis clases de entrenamiento con instructores es 130 euros más o menos. Aunque, la mejor parte es que el programa cubre todos los costos así que podéis comprar el paquete que deseáis sin problemas. Recordad que cuando vayáis al gimnasio, es obligatorio usar una toalla en los bancos y máquinas y comprar un candado para la taquilla porque en los vestuarios ninguno son incluídos.

Deportes organizados:  Si jugáis un deporte que es popular en España como el fútbol, baloncesto, tenis, vais a ver y conocer a mucha gente que buscan nuevos jugadores para sus equipos de club. Si mis amigos ha podido encontrar una liga competitiva de lacrosse y fútbol americano, unos deportes que casi no existen en Europa, podéis encontrar cualquier deporte. Conocí a un hombre que es de Puerto Rico y jugaba el béisbol a nivel profesional. Practicamos el béisbol hasta que la temperatura cambió en noviembre. Lo que estoy tratando decir es que además de el gimnasio hay un multitud de oportunidades gratificantes en Madrid para el deporte. Si no conocéis a una persona en la calle, campo, gimnasio, o en una clase, no os preocupéis. Descargad la app que se llama “Tinpink.” Incluye anuncios de equipos de club que buscan nuevos jugadores y es una manera fácil de ‘shop’ y encontrar ligas competitivas o clubes divertidos. No solo es una buena manera de practicar y mejorar con tu propio deporte, sino también una oportunidad de practicar vuestro español con madrileños.

Yoga y Danza en Madrid: Si eres alguien que le gusta descansar, pasarlo bien o relajaros hay muchos estudios de danza y yoga por todo la ciudad. Hay clases en español y inglés pero os aconsejo que toméis las clases en español porque 1) su objetivo principal de vuestra experiencia en Madrid es para aprovechar estar rodeado por el español y 2) los maestros de yoga siempre hablan muy lento y con calma así que no tendréis problemas en entender las instrucciones. Algunas recomendaciones de estudios son:

  1. Yoga Center
  2. Zentro Yoga
  3. Tortuga Soul (yoga)
  4. Estudio de danza María Mata

Tened en cuenta de que el programa cubrirá hasta 30 euros del costo total porque es considerado una actividad deportiva fuera de la universidad.

 

Posted in Uncategorized

Para los aficionados del transporte

Por Anthony Rimac

Desde el día que nací, me han encantado los trenes. No te puedo decir exactamente por qué, pero hay algo sobre la mecánica y el poder de ellos que me fascina. Entonces, cuando llegué a Madrid, me alegré mucho al enterarme de que había un museo del ferrocarril aquí.

Cuando se piensa en los museos de Madrid, se suele pensar en los museos famosos de arte, como el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen. Sin embargo, hay muchos museos más pequeños y menos conocidos en la ciudad, y el Museo del Ferrocarril de Madrid es uno de éstos. El museo está un poco al sur de la Puerta de Atocha en el Paseo de las Delicias. Hay una parada de metro y una parada de Cercanías justo al lado (Delicias), pero se puede llegar andando desde Atocha y sólo se tarda unos diez minutos.

Como en tantos otros países, los trenes han tenido una gran importancia en España y en el desarrollo de ella. Desde la llegada de la locomotora a vapor hasta la llegada del AVE, los españoles han usado los trenes para mover tanto mercancías como personas por el país. De la historia ferroviaria española, el aspecto que destaca sobre todo es sin duda el AVE. El sistema del AVE es el segundo mayor sistema de trenes de alta velocidad en el mundo, tras sólo China. Con velocidades hasta 300 km/h, el AVE es también uno de los trenes más rápidos del mundo.

Dado que vas a vivir en España por lo menos unos cuatro meses, vale la pena aprender sobre la historia y evolución del sistema ferroviario español, ya que seguro que vas a usar el tren para viajar a otras partes de España cuando estés aquí. Aunque no seas un aficionado de los trenes, puedes aprender mucho sobre los trenes españoles y llegar a apreciar todo lo que han hecho por el desarrollo de España. El Museo tiene exhibiciones de todo tipo de trenes (locomotoras a vapor, locomotoras eléctricas, locomotoras de diésel y distintos tipos de vagones). Es decir, puedes ver claramente la progresión desde las locomotoras a vapor hasta los primeros trenes de alta velocidad (Talgo). Los vagones que hay en el Museo también son muy interesantes ya que te dan una idea de las dinámicas sociales (con coches de primera, segunda y tercera clase) durante sus épocas respectivas y cómo vivía la gente de las distintas clases sociales. Puedes subir en muchas de las locomotoras y vagones, los cuales están muy bien restaurados para ver cara a cara cómo funcionaba y para qué se usaban estos trenes cuando todavía estaban en servicio.

Mi parte favorita del Museo, sin duda, es una locomotora a vapor con el panel lateral quitado para que puedas ver lo que hay dentro de ella y ver exactamente cómo funciona una locomotora a vapor. Hay también un café y restaurante dentro de un vagón restaurado, por si tienes hambre o tienes ganas de tomarte un café. Si ir a un museo del ferrocarril te parece el coñazo más grande del mundo, te dejo la siguiente recomendación: no te limites a los museos más conocidos En Madrid – ¡busca museos que traten temas sobre los que no sepas nada!

Posted in Uncategorized

Saliendo de citas en Madrid

Por Mika Deiner

Si estás leyendo esta entrada del blog del programa de Vassar y Wesleyan en Madrid, es lógico pensar que estés preparándote para vivir en España por un semestre. Estoy aquí para tratar del tema que muchos tendrán miedo de tratar: ¡el mundo de salir de citas en Madrid!

No te engañes, es una tema que te da curiosidad. Cuando se piensa en el concepto de viajar a otro país y experimentar, normalmente se pensaría en la comida, los sitios de turismo, el lenguaje, la historia, y así sucesivamente. Si eres como yo, la idea de salir de citas también se te ha pasado por la mente y sino, permíteme que te enseñe las maneras en que podrías aprovechar al salir de citas en Madrid.

La primera razón, sobre todo, es que no hay mejor manera para aprender la cultura de un país que conocer nueva gente. Que sí, viviendo en Madrid todos tenemos alojamientos con familias españolas, pero solamente verás a tu familia mientras estás en casa con ellos. Para tener una cita se precisa salir de la burbuja de tu casa familiar en Madrid y quedar con alguien por primera vez en un lugar de la ciudad. Por charlar con una persona en una cita, se aprenderá mucho de las costumbres, modas, y vida diaria de los españoles. Es posible que tu pareja te introduzca a un lugar menos turístico y menos desconocido. Es posible que desarrolles una relación y que tu pareja te enseñe más de las maneras españolas. Así, aprenderás de las costumbres españolas más auténticas en lugar de seguir yendo por los lugares más turísticos.

La segunda razón es que salir de citas te presenta una oportunidad preciosa para practicar el español. Aunque estar por Madrid y vivir con una familia española ya te trae muchas oportunidades para hablar, la realidad es que tendrás el hábito tentador de seguir pasando el tiempo con tus amigos americanos. Al salir de citas, puedes conocer a personas españolas de tu edad y puedes experimentar una necesidad real de practicar Español. Así, se aprenderá muchas palabras de la jerga, y sí tienes suerte, ¡los tacos!

Finalmente, una razón para salir de citas no solo es para formar relaciones románticas, ¡sino para formar amistades! Aunque pienses que las citas inevitablemente solo producirán relaciones románticas, no es la verdad. Además de vivir de intercambio en Madrid, yo también he vivido en Tokio. ¡La verdad es que uno de mis amigos más cercanos ha resultado de una cita! Es por eso que les animo a que traten de explorar la gente de Madrid saliendo de citas. Si no desarrollas una relación romántica, existe la posibilidad de formar una amistad. Con esta amistad, se puede aprender del mundo de Madrid que  no sería posible sin amigos españoles.

Ahora que he establecido las razones por salir de citas en Madrid, querrás saber como se podría realizar esto. La verdad es que, viviendo en una ciudad como Madrid, habrá un montón de maneras para hacerlo.

El primer modo, y el más obvio, sería por el famoso Tinder. Todo el mundo conoce esta aplicación – es un programa accesible a los que tienen móviles (smartphones). Con ello, se puede ver la gente de tus alrededores. En Madrid, hay cientos de personas que usan la aplicación. Con el Tinder, tú puedes quedar con personas para tomar un café o una cerveza. Sino, al menos puedes hacerlo para practicar el español.

La segunda y final opción es conocer nueva gente andando por Madrid. Podría ser alguien de la universidad, de un bar, de una discoteca, o simplemente alguien con quien empiezas a hablar por la calle. Como supongo que ya sabrás, hay tener 18 años para beber alcohol en España. Esto no quiere decir que se debería salir tomando un montón de copas, sino que se puede entrar en las discotecas y los bares donde podrías conocer a nuevas personas. Las discotecas de Madrid son lugares vivos con música muy atractiva. El ambiente te animaría a bailar y sentirte feliz. Cuando estás por las discotecas, no tengas miedo de hablar con los españoles. Sería posible formar una amistad o aún una relación con alguien.

Finalmente ¡os animo a que salgáis del cascarón de vuestra rutina! Salir para quedar con alguien es una forma excelente para conocer a la gente de Madrid. Puedes practicar tu español y aprender de la cultura española de gente de tu edad. Si no te apetece, no te sientas bajo presión para hacer algo que no quieres hacer. Solo les sugiero pensar en la idea. Cuando se viaja a otro país, es sumamente necesario que no solamente pases el tiempo con tus amigos americanos. Es importante sumergirte en la nueva cultura, forzarte para hablar el idioma, e intentar nuevas cosas!

Posted in Uncategorized

Tu familia anfitriona: cómo romper el hielo

Por Nancy Billings

¡Hola! Cuando empecé mi viaje a España estaba muy nerviosa por conocer a mi familia anfitriona, un sentimiento que se comparte con la mayoría del grupo. ¿Y si no nos caemos bien? Había pensado cada posible problema que pudiera surgir. Recuerdo mis nerviosismos cuando me dieron el papel con los nombres de mi familia anfitriona y cuando el taxi se paró frente del edificio apartamentos, iba a ser mi casa para las próximos meses. Como resultado, escribo esta entrada con un par de recomendaciones o ideas sobre cómo conocer a vuestra familia nueva para ayudar a aliviar algunas de vuestras posibles preocupaciones.

  1. ¡Haced preguntas! Con total sinceridad, las primeras horas están llenas de deshacer las maletas, ducharos etc., y la primera cena normalmente consiste en preguntas normales, como la familia o el trabajo. Con mi madre española, que es una abuela orgullosa, he visto muchas fotos de sus hijas y nietos. Preguntar a vuestra familia sobre su lugar favorito de Madrid, es una buena manera de descubrir cosas interesantes que no son tan turísticas. Puede ser que estas preguntas te aparezcan un poco sencillas, pero a través de estas interacciones establecéis una base para que podáis preguntar cosas más personales. Podéis aprender mucho sobre la cultura española y de una manera diferente a vuestros compañeros del programa o universidad. Por ejemplo, tuve una conversación con mi madre española sobre el acceso al control de la natalidad durante el régimen de Franco.
    • ¡Aprovechad de las comidas juntos! Es una oportunidad buena de practicar tu español. Para mi, la mayoría de nuestras conversaciones ocurren durante o justo después de la cena.
  2. ¡Ve a lugares con ellos! ¡Participad en sus vidas diarias! Por ejemplo, mi madre española camina en el Retiro casi todos los días. Además, ella va al supermercado muchas veces. Al principio no quería molestarla. Sin embargo, un día le pregunté si podría ir con ella. Como resultado a ello, ahora muchas veces vamos al parque y al mercando juntas. Y además, me invita a cosas nuevas. Es una buena manera de conocerlos mejor y experimentar la vida cotidiana española y les muestras qué te importa.

Para terminar, me gustaría decir que hay muchas maneras de disfrutar vuestra experiencia en España, como podéis ver en los diferentes blogs. No pasa nada si no tenéis una relación perfecta con vuestra familia anfitriona. Sin embargo, esta experiencia de la vida es única. ¡Aprovechadla y aprended de ella!

Tened en cuenta que vuestras familias están nerviosas también. ¡Quieren que vosotros desfrutéis en España!

Posted in Uncategorized

Conocer Madrid: Una ruta histórica maravillosa

Por Kylie Han

Como mi madre anfitriona me dice, “Madrid es una ciudad para pasear” y en mi tiempo aquí no he encontrado una declaración más verdadera que esa. Madrid es una gran ciudad con muchísimo para explorar y hacer. A veces, estoy abrumada por la cantidad de sitios que necesito ver y visitar durante mi semestre aquí. Aunque parece que tenemos mucho tiempo en Madrid, en realidad los cuatro meses pasan muy rápido y antes de darte cuenta, el semestre ya se ha terminado. Por eso, es imprescindible aprovechar vuestro tiempo aquí para explorar y conocer la gran ciudad de Madrid, que está llena de cultura, historia y tradición.

Para mí, la mejor manera de conocer Madrid es callejeando por los diferentes barrios que existen. Cuando estoy callejeando, siempre me sorprende que todo esté muy cerca. Puedo encontrarme paseando por el Barrio de las Letras o Lavapiés y en un momento, por casualidad y sin darme cuenta estoy fuera por la Plaza Mayor o La Latina. Es muy importante callejear por todos los diferentes barrios de Madrid, sin embargo, mi área favorita para callejear es la parte histórica de Madrid, la que se llama “Madrid de los Austrias” es el corazón y el área más antigua de la ciudad. En esta parte de la ciudad estamos cerca de muchos sitios interesantes como la Plaza de Oriente con el Palacio Real y la Almudena, la Plaza de Santa Ana o el Mercado de San Miguel. Podéis callejear durante horas y os animo a que os perdáis en el laberinto de callejuelas, pero voy a enseñaros mi camino favorito, el cual, os permite ver y visitar muchos bellísimos e históricos sitios que son imprescindibles para conocer Madrid.

Primero, un poco de historia. El área de Madrid de los Austrias hace referencia a la dinastía de los Habsburgo que reinaron España desde 1517 a 1700 cuando España tenía mucha riqueza, por ello construían grandes y ostentosos edificios como símbolos de su poder. Asimismo, en el barrio antiguo podéis ver los restos de la influencia de la ciudad musulmana y mudéjar. Por ejemplo, cerca de la Almudena existe resto de una muralla árabe que fue una fortaleza, esa muralla rodeaba la ciudad musulmana en siglo IX.

../Desktop/unnamed-1.jpg

La Plaza de Villa es el punto de partida de mi recorrido, aunque podéis venir desde la Plaza Mayor, el Mercado de San Miguel o cualquier otro sitio. Sin embargo, he escogido este punto porque es al lado de la calle Mayor, en la Plaza de la Villa para evitar la gran cantidad de gente que encontrareis en los otros sitios más turísticos. Es importante saber que, la encantadora Plaza de la Villa, es donde estuvo el centro de Madrid medieval y el antiguo ayuntamiento, podéis admirar la arquitectura renacentista y barroca que caracteriza este periodo histórico.

Después, id desde la Calle de Cordón hasta Calle de Segovia y caminad en la dirección hacia Viaducto de Segovia, la que conecta la morería con la catedral y Palacio Real (un punto de referencia bonito para ver también).

../Desktop/4493951956_9ef59d1d38.jpg

Continuad por la Calle de Segovia hasta Costanilla de San Andrés y visitad el Jardín del Príncipe de Anglona para descansar en tranquilidad antes de una comida riquísima en mi plaza favorita de Madrid. La Plaza de la Paja, es parte de La Morería está al lado del jardín y de una capilla bonita con terrazas preciosas y comidas que no olvidaréis. Mi restaurante favorito se llama Delic, donde he que oído los mojitos son increíbles, pero ¡la pizza y ensaladas son comidas que no puede faltar!

Si continuáis desde la Plaza de la Paja hacia Calle Redondilla llegaréis hasta la Calle Don Pedro desde donde os encontrareis el Jardín de las Vistillas, con terrazas para tomar algo y una de las vistas más bonitas de Madrid. Entonces, continuad por la Calle de Buenaventura y directamente vais a llegar a una visita obligatorio la Real Basílica de San Francisco el Grande con la cúpula cubierta en frescos increíbles y pinturas de Goya, los profesores de Picasso y Dalí y mucho más. Si os interesa, por favor os referís a la entrada del blog de Elizabeth Eagles donde se habla de nuestra espontánea e increíble visita de la basílica.

../Desktop/unnamed.jpg

Finalmente, visitad los jardines bonitos al lado de la basílica y luego regresad a la calle principal de Carrera de San Francisco, hacia la Plaza de los Carros o Mercado de Cabada y disfrutad de una bebida con vistas a la basílica y La Latina durante la puesta de sol en la azotea de El Viajero.

En vuestro tiempo aquí, es importante callejear para entender la historia y de qué manera se ha formado lo que hoy es la ciudad de Madrid. Sin callejear, yo no hubiera visto la parte antigua de Madrid, ni la Plaza de la Paja, ni siquiera hubiera visitado la basílica; una de mis experiencias favoritas este semestre donde aprendí mucho sobre la historia y el arte de Madrid. En fin, el camino que he descrito no es un camino único. De hecho, he creado este camino callejeando y perdiéndome por todas las callejuelas serpenteantes de Madrid y os recomiendo daros la oportunidad de hacer lo mismo.

Resumen:

  1. Caminad desde Plaza de la Villa a la Calle de Cordón y después a la Calle de Segovia
  2. Girad a la derecha a la Calle de Segovia y caminad hasta la Costanilla de San Andrés (donde está el Jardín del Príncipe de Anglona y Plaza de la Paja)
  3. Desde Plaza de la Paja caminad por Calle Redondilla y girad a la derecha cuando llegáis a la Calle Don Pedro (donde está el Jardín de las Vistillas)
  4. En el Jardín de las Vistillas caminad en la Calle de Buenaventura hasta Real Basílica de San Francisco el Grande
  5. Desde la basílica caminad por la Carrera de San Francisco hasta que lleguéis a El Viajero

 

Posted in Uncategorized

Dónde ver buen cine en Madrid

Por Justin Kim

Si os interesa el cine, Madrid es una ciudad maravillosa para sumergirse en él. El cine tiene raíces antiguas en España. Los hermanos Lumière mostraron las primeras películas en París en 1895 y en Madrid en 1896. Desde entonces, la forma de imagen que usa el movimiento y el tiempo llegó a ser importante y popular en España. En las primeras etapas del cine, uno de los actores más famosos, entre Charlie Chaplin, Buster Keaton, y Harold Lloyd, fue el español Marcel Pérez. Al comienzo del cine surrealista el cine español resaltó con la película Un Chien Andalou dirigida por los miembros de la generación del 27, Luis Buñuel y Salvador Dalí. A mediados del siglo XX, Buñuel, acompañado de Carlos Saura y Pedro Almodóvar, aumentaron el prestigio internacional del cine español. Pero como consecuencia del Franquismo, España no pudo participar en los movimientos importantes como La Nouvelle Vouge en Francia y quedó rezagada respecto a Alemania y Francia como por la censura en el cine.

Sin embargo, España tuvo grandes estrellas desde la muerte de Franco en 1975 como Pere Portabello, un político y cineasta experimental, capturado después de Franco con Informe General. La película todavía es un ejemplo importante del género del cine-ensayo. Víctor Erice dirigió su película seminal El espíritu de la colmena que más tarde inspiró a la fantasía de Guillermo del toro El laberinto del fauna. Javier Bardem y Penélope Cruz se convirtieron en iconos sexuales internacionales con Jamón Jamón en 1992. Desde entonces, España ha luchado para atraer nuevos talentos y la atención internacional ya que, a comienzos de la década de los 2000, los directores mexicano Alejandro Iñárritu, Alfonso Cuarón, y Guillermo del Toro empezaron a dominar la atención que se prestaba a las películas de habla hispana.

Si sabéis dónde mirar podéis encontrar hermosos teatros con programación increíble. La historia del cine español no ha terminado–podéis coger masterclasses con directores en la Cineteca o proyecciones especiales en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Si queréis ver películas que están en inglés, os recomiendo buscar teatros que proyecten las películas en VOSE (versión original con subtítulos español) porque las películas dobladas son abominaciones. Mis lugares favoritos son el Cine Princesa cerca de la Plaza de España y el Centro Cultural Conde Duque que están cerca el uno del otro. La única librería del cine en Madrid, Ocho y Medio, está cerca del Cine Princesa. Podéis tomar una cerveza con un amigo antes de ver las películas. El Matadero que se encuentra en el sur de Madrid es una red de galerías y espacios creativos fantásticos. Tiene una cineteca donde acogen festivales como el que tuvo lugar este octubre pasado. El festival consistía en una serie de películas cortas dirigidas por mujeres argentinas. Si tenéis más dinero os recomiendo viajar a Sitges o San Sebastián para sus festivales que tienen lugar durante el otoño. El tema de Sitges es más horror y fantasía mientras que San Sebastián funciona como el festival de Cannes, pero en España. Otra cosa que hay que destacar es que las entradas durante los miércoles se descuentan y valen solo 3-4 euros.

Mi teatro favorito es el Cine Doré. El Cine Doré es el teatro más antiguo de Madrid y fue inaugurado en 1912. Tiene una fachada color salmón y oro preciosa, además de un un programa diverso. En septiembre, por ejemplo, tienen un retrospectivo de Antonio Moreno, uno de los primeros actores que ganó fama internacional e incluyen La mujer y el monstruo, Crisis, y Bahía negra. Su programa es internacional y chulo, tiene retrospectivos de diferentes nacionalidades; desde alemán hasta coreano. También muestran películas escondidas en español y portugués como La Casa de Lava dirigido por Pedro Costas. Y más importante, independientemente del día, las entradas para estudiantes cuestan 2.5 euros. El teatro tiene un café dentro donde puedes relajarte y hablar sobre la película después de verla. Os recomiendo coger un programa impreso para ver los eventos del mes. Podéis encontrarlos en la parte delantera de la cafetería del teatro. Prepararos para disfrutar de un teatro de otro siglo para ver la mejor programación que Madrid os ofrece.

Cine Doré:  Calle de Santa Isabel, 3, 28012 ; Metro: Anton Martin

 

Una de las tres salas

Una de las tres salas del cine Doré

 

El maravilloso café

El Cine Doré hoy

Posted in Uncategorized

Aspectos del lenguaje útiles para tener en cuenta en tu estancia en España

Por Abby Horst

Mi objetivo al venir a España era mejorar mi castellano. Cuando llegué, sinceramente creía que hablaba el castellano bastante bien, pero luego me di cuenta de que no lo hablaba tan bien como yo pensaba. Esto se debe a que aprendí todo lo que sabía en América del Sur, específicamente en Paraguay. Y aunque el idioma a grandes rasgos sea el mismo, existen grandes diferencias como pueden llegar a ser el uso de “vosotros”, o aquellos matices respecto del vocabulario. Al principio no quería cambiar la manera de hablar, pero poco a poco resultó inevitable ya que viví en España durante más de 4 meses.

Algunas diferncias entre el castellano de España y el que yo había aprendido antes

  • En Paraguay usan “vos”, por ejemplo, cuando quieres responder a una pregunta. Es decir, se usa “¿y vos?”. En España usan “tú”. Así que fue difícil al principio tener que ajustarse a las conversaciones más básicas.
  • “Vosotros” en vez de “Ustedes”… Si tenéis tiempo aprended las reglas de conjugación de “Vosotros” antes de venir.
  • La pronunciación es muy diferente entre Paraguay y Madrid, pero también entre Madrid y otras partes de España. En Madrid, y también en otras partes de España, se pronuncian las “c” y la “z” como “TH”. Es decir, desde un punto de vista fonético, se dice  “graTHias” o “a veTHes” en vez de “a veces”, o “nueTHes” en vez de “nueces”.
  • En Paraguay decimos “Qué facha” y significa algo genial. Aquí en España el término “facha” tiene un significado peyorativo, pues se trata de una palabra que está relacionada con la dictadura de Franco (el dictador de España 1939-1975). Ser usaría “guay” o “chulo”.
  • “Boludo” en Paraguay y otros países del Cono Sur significa “tonto”.
  • Aquí en España usan muchas más “palabrotas” que en Estados Unidos. Algunas de las expresiones, aunque realmente hay muchas más, que aprendí son: “ni de coña”, “cabrón/cabrona”, “joder”, “hostia”. OJO. No uses esas palabras ni con tu familia ni con tus profesores españoles. Ahora bien, tengo que decir que su utilización es muy frecuente entre grupos de amigos.
  • Otra de las cosas que me resultaron más difíciles de cambiar fue el uso del pretérito pluscuamperfecto, ya que aquí en España es un tiempo verbal muy importante así como muy utilizado, y que se emplea al hablar del pasado reciente.

 

Expresiones coloquiales que te recomiendo conocer

“Mazo”: mucho. Su uso es el mismo para referirse a diferentes ámbitos. Por ejemplo, Literalmente se usa igual como “tengo mazo frío”, “tengo mazo hambre”, etc. Es lo mismo que decir “tengo mucho frío” o “tengo mucha hambre”, solo que en un contexto más coloquial.

“Me renta”: es más o menos como decir “I’m down” Se utiliza de la siguiente manera: “me renta salir a comer porque vamos a un restaurante muy barato”, en este sentido, es como decir que merece la pena ir a comer. También puede utilizarse como: “me renta que mis padres se vayan porque me quedo sola en casa”. Es decir “te lo has montado bien”. También tiene una connotación positiva como decir “qué bien”. Un ejemplo real sería: “Me habría rentado mazo que estuvieras aquí”- “I would have really loved you to be here”.

En plan” – decir en plan es lo mismo que decir “como”, y se utiliza para clarificar. “En plan” es como “like” en inglés.

 “Me he pegado un guantazo”- Me he caído y no puedo levantarme

“No tengo ni guarra” o “No tengo ni zorra”–  No tengo ni idea

“Mucha mierda”– mucha suerte

“Caigo redonda”– cuando comes mucho y no te puedes ni mover

 “Pillar/ lo pillas”– lo entiendes 

“Mola”- algo que está muy bien, que también puede decirse “muy guay”

“Me la suda” – no me importa, me da igual

En conclusión, he aprendido que el castellano es un idioma muy complicado pero que merece la pena aprender. Especialmente, merece que le pongáis especial atención a los términos coloquiales porque así mostraréis a los madrileños que dedicasteis vuestro tiempo a aprender su versión específica del castellano. La primera vez que uséis “me renta” volveréis locos a los madrileños. Además, mucha gente intentará hablar con vosotros en inglés, pero si conocéis esta jerga los obligaréis a seguir usando el castellano.

 

Posted in Uncategorized

Partidos de fútbol en Madrid

Por Albert Kim

Una de las cosas que podemos hacer durante nuestro tiempo libre en Madrid es asistir a un partido de fútbol, pues se trata de unos de los acontecimientos más populares en España. Específicamente, los partidos del Real Madrid o Atlético de Madrid son los más cotizados por los “futboleros”. Los estudiantes extranjeros que venimos a España queremos participar de la experiencia que implica asistir a un partido de uno de los mejores equipos de fútbol del mundo, así como recrearnos en la atmósfera del partido y de sus aficionados. Se trata de una experiencia que recomiendo a todas aquellas personas interesadas en implicarse en la vida social española, ya sean aficionadas al fútbol (lo que nosotros conocemos como “soccer”) o no. Sin embargo, existen ciertos inconvenientes. En particular, muchas veces resulta complicado comprar las entradas de los partidos, ya que como he dicho anteriormente, éstos suelen estar muy cotizados. Así, también necesitamos tener en cuenta nuestros horarios de la universidad, excursiones con el programa y demás variables, como el precio de las entradas, el cual suele ser muy elevado.

Durante mi estancia en Madrid encontré una solución para ello, la cual quiero compartir con todos vosotros. En lugar de comprar entradas para el Santiago Bernabéu (estadio de Real Madrid) o para el Wanda Metropolitano (estadio de Atlético Madrid), es más fácil y económico comprar entradas en estadios de otros equipos de la periferia de Madrid. Actualmente, hay otros dos equipos madrileños que están en La Liga, la liga de fútbol más competitiva del mundo. Estos equipos en cuestión son Getafe CF y CD Leganés. El estadio del Getafe CF está muy cerca del campus de la Universidad Carlos III, dónde vais a estudiar en Madrid, y se encuentra a tan solo un par de paradas de metro del campus. El estadio del CD Leganés está también muy cerca del otro campus de la Universidad Carlos III, aunque creo que nadie en nuestro programa estudiará allí, pues el campus universitario de Leganés está orientado hacia el ámbito de las ingenierías. Aunque estos estadios no son tan grandes como el Santiago Bernabéu o el Wanda Metropolitano, al tratarse de equipos más modestos, la compra de entradas resulta mucho más accesible. Lo bueno es que, al ser equipos participantes de La Liga, juegan contra equipos más reconocidos internacionalmente como pueden ser el mismo Real Madrid CF, Atlético de Madrid o FC Barcelona.

Posted in Uncategorized

Cread vuestra propia experiencia en Madrid con una clase de pintura

Por Lisa Iwagami

Como pronto seréis estudiantes en un nuevo país, lo importante es que no olvidéis dedicar el tiempo suficiente para disfrutar de aquellas cosas que os hagan felices. Mientras os adaptáis a la gente de vuestro nuevo entorno, así como a la cultura española, os resultará muy fácil abstraeros de aquello que os apasiona. Por esa razón, os recomiendo encarecidamente que toméis un tiempo para valorar las diferentes opciones que os ofrece Madrid y, de algún modo, tengáis la suerte de encontrar aquello que os realice como personas. En mi caso, como puede llegar a serlo en el de alguno de vosotros, mi pasión es el arte.

Desafortunadamente, como soy una persona que a menudo necesita un empujón para hacer aquello que necesita hacerse, no fue hasta la primera semana de octubre que me uní a una clase de pintura. Y eso no fue hasta que una amiga me comentó sobre una clase de pintura que había encontrado, y me animó a que participara con ella. Por este motivo, os recomiendo que busquéis lo más pronto posible y si puede ser, por vosotros mismos, aquella actividad que os permita aprovechar vuestro tiempo fuera del país.

Afortunadamente, Madrid, siendo una de las ciudades europeas más hermosas, reconocida internacionalmente tanto por su riqueza artística como por ser el lugar de nacimiento de algunos de los artistas más grandes del mundo, tiene un montón de posibilidades que ofrecer para todos aquellos amantes del arte, entre los cuales me incluyo.

Además de las recomendaciones turísticas más estandarizadas que os vais a encontrar, entre las que destacan los museos del Prado, el Reina Sofía y el de Sorolla, también existe una gran gama de disponibilidad de clases y talleres, siendo algunos más discretos que otros. Hay varias academias profesionales donde podréis desarrollar vuestro talento, y de la misma manera, también hay muchos estudios privados de artistas menos reconocidos, como el estudio al que yo acudo para disfrutar de mi pasión: la pintura.

Si lo que estáis buscando es un marco más pequeño e íntimo, os encantará este sitio. La gran mayoría de los días únicamente estamos la artista, mi amiga y yo, pero no permitáis que eso os intimide. De hecho, de este modo la experiencia se aprovecha mucho más. Además de mejorar mi destreza artística, las conversaciones que mantenemos durante la clase son geniales. Honestamente, algunos días hablo más que pinto.

La artista, María Jesús Hernández, es maravillosa—una mujer divertida, agradable, y sociable. Tiene un estudio pequeño, llamado Artesonado, que, en realidad, es la entrada de su piso en Malasaña (mi barrio: probablemente el mejor). Recuerdo el primero día que visité el estudio, yo estaba tan emocionada, completamente rodeada de piezas artísticas, que María Jesús me dejó a empezar el mismo día. Al no tener materiales propios, ella me permitió usar los suyos. De hecho, por la cantidad de sesenta euros mensuales (la mitad, es decir, treinta euros, pueden ser reembolsados por el programa al tratarse de una actividad cultural), podíamos asistir al estudio dos horas por semana, incluyendo los materiales, los cuáles nos eran proporcionados (un regalo muy generoso por parte de María Jesús).

Iwagami1

            La artista, María Jesús Hernández, en el centro, hablando con otro artista en su estudio. Foto: Somos Malasaña

Al ser un estudio pequeño al que acuden solamente unos pocos estudiantes cada día, en unos horarios muy flexibles, el taller respira un ambiente informal. En primer lugar, si tenéis experiencia previa en el ámbito de la pintura, querrán observar algunas de vuestras obras. Luego, os pedirán que copiéis alguna de las obras de un artista cuyo estilo sea similar al vuestro. Para mí, ese artista era Edward Hopper, famoso por sus pinturas realistas. Con su aprobación, elegí una pintura suya, Morning in a City, en la cual he estado trabajando durante las últimas ocho semanas.

Iwagami2

En una atmósfera relajante, sin fecha para las entregas ni estrés de por medio, tal y como suele ser habitual en la mayoría de clases de arte que he tomado en escuela, aquí estaréis libres para trabajar a vuestro ritmo, haciendo de ésta una experiencia única de cara a vuestro crecimiento y desarrollo personal. De hecho, aunque no te interese mejorar tus habilidades artísticas, las meras conversaciones con una artista profesional merecen la pena. Pese a haber estado durante ocho semanas, he vislumbrado un crecimiento tremendo en mis habilidades de conversación en español. Con ella, que es muy paciente y está dispuesta a corregirnos cuando nos expresamos mal, hablar en español ya no es algo que de miedo. Al menos para mí, esta clase de pintura ha sido una de mis experiencias preferidas aquí en Madrid. No solo ha sido una experiencia personal, sino que también ha sido una experiencia cultural.

Posted in Uncategorized

Clases y Estudios de Danza en Madrid

Por Lexie Cowan

¿Te gusta bailar?

Yo soy bailarina, y cuando llegué a Madrid estaba nerviosa porque pensé que sería difícil continuar bailando en clases serias en esa ciudad. Cuando la gente habla de danza en España hablan de estilos como flamenco, y yo tengo más interés en ballet. Empecé a estudiar ballet clásico cuando tenía dos años, y no quería dejarlo durante mi tiempo en Madrid. Por eso, buscaba estudios que ofrecieran una variedad más grande de clases y niveles, y ahora quiero compartir que encontré en el caso de que algún otro estudiante quiera mantener su técnica o empezar a aprender danza en Madrid.

  1. Factory Ballet – Esta es la escuela de danza que escogí, y por eso la pongo la primera en mi lista. Está en Salamanca, cerca de la parada del metro “Lista” en la línea 4. Me gusta esta escuela de danza mucho porque ofrece innumerables clases. Hay estilos clásicos como ballet, claqué y contemporáneo, pero también hay clases para hacer ejercicio como Zumba, pilates, y estiramiento. Y, por supuesto, ¡hay flamenco! Yo sólo he ido a ballet y a una clase que se llama jazz lírico, pero he oído que todas las clases son geniales. Recomiendo esta escuela de danza a todos, pero especialmente a estudiantes de danza más avanzados, porque hay muchos niveles y los instructores te ayudarán a encontrar el nivel correcto para ti. Muchos otros estudios no tienen niveles, sólo clases que cualquiera puede tomar. Si eres bailarina avanzada y no quieres gastar tanto dinero (¡porque ballet es caro!) en clases muy fáciles, este es el estudio de danza para ti.
  2. Escuela de Danza Carmen Cubillo – Este es un estudio de danza muy bonito en el barrio Chamberí. Lo encontré por accidente uno de mis primeros días aquí explorando las calles cerca de mi apartamento. Había un folleto colgando en la puerta, y pasé a verlo un momento. La mujer trabajando en la recepción, quien resultó ser la dueña del estudio, abrió la puerta y me invitó adentro para hablar. Era una mujer muy maja. Me preguntó sobre mis intereses específicos, y me dio información sobre las mejores clases para mí. En este estudio hay muchos estilos de clases también, como ballet, jazz, flamenco, bollywood y hip hop. No hay niveles, por eso lo recomiendo a estudiantes de danza que quieran clases menos serias, pero todavía muy divertidas.

Hay muchos más estudios de todos tipos de danza aquí en Madrid, pero estos son los dos que me gustan más. Tomar una clase de danza es una buena idea porque no sólo es una manera de mantener tu técnica, sino que también te ayudará a hacer amigos españoles. Voy a la clase de ballet dos veces por semana, y hablo con todas las chicas de mi clase, lo que me ayuda mucho a mejorar mi español. Si estás pensando en tomar una clase de danza durante tu tiempo en Madrid, ¡Hazlo! No te arrepentirás.

Posted in Uncategorized